Propuesta de trabajo


  • Todo el currículo escolar

    tiene que ser presentado por profesores especializados que le den al niño la experiencia, el placer y alegría que se siente al aprender día a día y al mismo tiempo que le ayuden a desarrollar su autoestima, dándole al niño las experiencias necesarias para que desarrolle su conocimiento.

  • Es muy importante

    la preparación del medio donde el niño se va a mover y aprender, el aula, los materiales escolares, los profesores que proveen los recursos necesarios para que el niño trabaje en un lugar seguro y en un ambiente positivo y estimulante, la atmósfera en general en donde el niño va a aprender tiene que respaldar el proceso educativo de cada individuo.

  • El profesor y el niño

    juntos tienen que desarrollar una relación basada en la confianza y el respeto mutuo, para que el niño pueda desarrollar todo su potencial y autoestima y así tenga buena disposición para aprender cosas nuevas.

El método de trabajo que proponemos es uno de los métodos pedagógicos más reconocidos en las etapas básicas de la enseñanza, “EL SISTEMA MONTESSORI”. Para nosotros es muy importante facilitar la libertad de expresión en el niño y lo conseguimos a través del intercambio de clases y grupos de edad diversos en una misma aula permitiendo así al niño forjar su voluntad y acceder a una vida social y personal plena. Por todo esto, hemos creado una infraestructura adecuada al proyecto educativo, de manera que sus magnitudes y proporciones hagan posible una constante renovación y mantenimiento del proyecto educativo y del equipamiento de la escuela.

Para nosotras la creación y puesta en marcha de nuestra escuela fue un reto en su momento, pero ahora ya ha empezado a dar sus frutos y agradecemos el cariño y apoyo que nos han demostrado los padres. Seguimos y seguiremos manteniendo las mismas ganas e ilusión con las que abrimos el primer día y, nuestra mayor propuesta es una escuela familiar, con los recursos necesarios para que el niño trabaje en un lugar seguro y en un ambiente positivo y estimulante, en donde ellos se sientan felices y puedan formarse como personas.

La primera meta en una programación Montessori es ayudar a cada niño a conseguir el máximo potencial en todas las etapas de la vida. Las actividades ayudan a desarrollar los valores sociales, el desarrollo emocional, físico y cognitivo para conseguir en un futuro próximo unos buenos resultados académicos.